Cuando existía el campamento de Boca Sur

boca sur
Campamento de Boca Sur en la década del 30 durante la construcción del túnel Las Raíces.

“Antes en las manzanas habían 4 casas, en las puras esquinas. Había gente de Lonquimay no más, después llegaron comerciantes de afuera. Ibamos a buscar mercadería a Curacautín. Increible verlo antes a verlo ahora. De Ránquil se juntaban a veces 20 carretas para pasar la cordillera. De enero hasta abril se podía, después no pasaba nadie, se escarchaba. Cuando estaba el túnel, lo rompieron el 35, había que pasar con el agua hasta la cintura. Nosotros lo pasamos en 1937. A fines de abril se tenían recién animales para vender: vacas, ovejas, chivas gordas y en ese tiempo se largaba a nevar al tiro. Salimos de Lonquimay a Curacautín sin nieve y cuando volvímos había más de un metro cuarenta de nieve en la cordillera. Del colorado tuvimos que volvernos para el túnel y un caballero que tenía una carnicería en Malalcahuello nos hizo el contacto con los gringos. Si no era na’ llegar y pasar no más… En la semana daban permiso una vez para que la gente pasara pero con botas largas. Se sufría harto en esos años para llegar con la mercadería. Se pasaba con harto sacrificio… Yo hacía de correo… llevaba la valija de aquí hasta la boca del túnel en mula y de ahí otro la llevaba hasta Curacautín. Iba lunes, miércoles y viernes con mi mulita, ahí venían bolsas, cartas, encomiendas y lluviera o nevando tenía que ir no más… Boca Sur ocupaba harto espacio, serían unas 150 casas, trabajaban 500 obreros en turnos, día y noche. No les rendía mucho, costaba sacar tanta piedra de adentro, hasta mulas usaban para tirar las piedras afuera. Ese material se usó después para el terraplen de la línea. Todo muy bien organizado y controlado…

La gente de acá iba a vender leña a los que trabajaban en el túnel porque allá no tenían bueyes ni nada y la gente se dedicaba a su trabajo no más. Era bien pagado el trabajo y la gente iba a vender leña. Toda la gente con buena bota, ropa de agua. Ahí tenían tremendo almacen, pulpería con todo eso. La empresa daba de todo, la casa que no tenía 3 o 4 estufas no tenía nada… ve que todos con familia… y carabineros, muy bien organizado. No se admitía entrada de licores y nadie podía entrar.”

(Relato de Martín López)

Don Martín López

Un comentario sobre “Cuando existía el campamento de Boca Sur

Agrega el tuyo

  1. Una sorpresa y un hermoso impacto de encontrar estas imagenes escritas de una parte de nuestra historia.
    Don Marin Lopez Pino ya no esta con nosotros, pero queda este relato aqui… para siempre,
    Escuché algunas de sus historias en esa region al fin del mundo… relatos que no olvidaré jamas y acabo de imprimir esta, que guardaré con cariño.
    Espero encontar otros testimonios de nuestros mayores, que construyeron lo que somos hoy dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: